Jeoffroi Jalbert's creative blog on DashBurst. Los grandes artistas no pintan sus cuadros. Los escriben. Estos compañeros han sobrevivido, se han adaptado y han evolucionado seriamente. Un cuaderno en lugar de pergamino. La pluma de ganso también se suprimió hace tiempo, ahora sólo hay botones de teclado. Una cabeza ligera, sin embargo, es necesario y ahora, sí todavía sería un buen tipo de una ventana, bien y tía, que, que la Musa, vendría más a menudo. Aunque, básicamente, es posible y sin ella. Hay una emergency creativa también, cuando además de"la belleza exige sacrificio","el amor es malo" y otros tópicos, no nace nada sobre ningún tema. Las palabras se alinean de forma oblicua, el sentido de lo escrito es el de forma más bien lenta. Los antepasados de los grandes copistas en estos casos rasgaron pergaminos y rompieron plumas, clamando al cielo por la justicia. Los creadores de hoy en día también gritan, pero también tienden furiosamente el"pañuelo" sobre el tema de"negarse a trabajar o no", pues, en situaciones críticas, finalmente miran alrededor del mundo con sus ojos tensos e inflamados, notando con sorpresa que el otoño ha llegado. Hola, me llamo Jeoffroi, tengo 32 años. Soy financiero, pero también redactor publicitario, es mi afición. Tengo una familia: una esposa y un hijo. Como he dicho, soy un empresario, trabajo https://myfin.es/. Por lo tanto, mi esposa y yo trabajamos y descansamos activamentemi y acostumbro a mi hijo a ello. Espacio para la imaginación en el redactor publicitario increíble: él sabe todo y sobre todo - todo cómo pegar el fondo de pantalla, para coger una percha en mormyshki, elegir una silla de niño, y convertir adecuadamente de morena a rubia. ¿Quieres vender una rueda de carro? Eso también va para él. Resultará que ni siquiera sabías el tesoro que posees, incluso puede que te replantees desprenderte de él. Puede escribir sobre la luna, la situación política y el tipo de cambio medio. Tal vez incluso sobre el alojamiento. Si un montón de empujones y aprende primero lo que es. ¡Pero puede! Probablemente. Y aún así es la felicidad. Es una felicidad tener el don de tejer cualquier, incluso las palabras más antiestéticas en un patrón, que cubre los defectos y de repente revela importantes ventajas de un tema, un objetotener un evento o una character. El patrón cambia con el estado de ánimo del autor y los deseos del gran y poderoso moderador, pasando de un atuendo coqueto y exitoso a algo franco y chillón, incapaz de ocultar secretos desagradables. La felicidad fue sentida por la gente hace siglos, dejando una partícula del alma en textos que se convirtieron en obras maestras. La felicidad la sienten ahora los redactores, al pulsar el botón "enviar", sometiendo a juicio las composiciones que tienen pretensiones de genialidad. Por supuesto, no es perfecto y a veces sus conocimientos sobre los asientos para niños, por decirlo suavemente, están muy lejos de la verdad, pero redactor con la tenacidad de un gato, tirando de los muebles, sin el fin mejora la obra maestra escrita y rechazada, la lectura de las notificaciones de color rojo sangre con cartas de reprimenda del moderador. - Jeoffroi Jalbert

Los grandes artistas no pintan sus cuadros. Los escriben. Estos compañeros han sobrevivido, se han adaptado y han evolucionado seriamente. Un cuaderno en lugar de pergamino. La pluma de ganso también se suprimió hace tiempo, ahora sólo hay botones de teclado. Una cabeza ligera, sin embargo, es necesario y ahora, sí todavía sería un buen tipo de una ventana, bien y tía, que, que la Musa, vendría más a menudo. Aunque, básicamente, es posible y sin ella. Hay una emergency creativa también, cuando además de"la belleza exige sacrificio","el amor es malo" y otros tópicos, no nace nada sobre ningún tema. Las palabras se alinean de forma oblicua, el sentido de lo escrito es el de forma más bien lenta. Los antepasados de los grandes copistas en estos casos rasgaron pergaminos y rompieron plumas, clamando al cielo por la justicia. Los creadores de hoy en día también gritan, pero también tienden furiosamente el"pañuelo" sobre el tema de"negarse a trabajar o no", pues, en situaciones críticas, finalmente miran alrededor del mundo con sus ojos tensos e inflamados, notando con sorpresa que el otoño ha llegado. Hola, me llamo Jeoffroi, tengo 32 años. Soy financiero, pero también redactor publicitario, es mi afición. Tengo una familia: una esposa y un hijo. Como he dicho, soy un empresario, trabajo https://myfin.es/. Por lo tanto, mi esposa y yo trabajamos y descansamos activamentemi y acostumbro a mi hijo a ello. Espacio para la imaginación en el redactor publicitario increíble: él sabe todo y sobre todo - todo cómo pegar el fondo de pantalla, para coger una percha en mormyshki, elegir una silla de niño, y convertir adecuadamente de morena a rubia. ¿Quieres vender una rueda de carro? Eso también va para él. Resultará que ni siquiera sabías el tesoro que posees, incluso puede que te replantees desprenderte de él. Puede escribir sobre la luna, la situación política y el tipo de cambio medio. Tal vez incluso sobre el alojamiento. Si un montón de empujones y aprende primero lo que es. ¡Pero puede! Probablemente. Y aún así es la felicidad. Es una felicidad tener el don de tejer cualquier, incluso las palabras más antiestéticas en un patrón, que cubre los defectos y de repente revela importantes ventajas de un tema, un objetotener un evento o una character. El patrón cambia con el estado de ánimo del autor y los deseos del gran y poderoso moderador, pasando de un atuendo coqueto y exitoso a algo franco y chillón, incapaz de ocultar secretos desagradables. La felicidad fue sentida por la gente hace siglos, dejando una partícula del alma en textos que se convirtieron en obras maestras. La felicidad la sienten ahora los redactores, al pulsar el botón "enviar", sometiendo a juicio las composiciones que tienen pretensiones de genialidad. Por supuesto, no es perfecto y a veces sus conocimientos sobre los asientos para niños, por decirlo suavemente, están muy lejos de la verdad, pero redactor con la tenacidad de un gato, tirando de los muebles, sin el fin mejora la obra maestra escrita y rechazada, la lectura de las notificaciones de color rojo sangre con cartas de reprimenda del moderador.

Jeoffroi Jalbert

's Avatar

Jeoffroi Jalbert April 15 - updated his cover photo

  • Jeoffroi Jalbert's COVER_UPDATE via Jeoffroi Jalbert

Avatar



's Avatar

Jeoffroi Jalbert April 15

Los grandes artistas no pintan sus cuadros. Los escriben. Estos compañeros han sobrevivido, se han adaptado y han evolucionado seriamente. Un cuaderno en lugar de pergamino. La pluma de ganso también se suprimió hace tiempo, ahora sólo hay botones de teclado. Una cabeza ligera, sin embargo, es necesario y ahora, sí todavía sería un buen tipo de una ventana, bien y tía, que, que la Musa, vendría más a menudo. Aunque, básicamente, es posible y sin ella.
Hay una emergency creativa también, cuando además de"la belleza exige sacrificio","el amor es malo" y otros tópicos, no nace nada sobre ningún tema. Las palabras se alinean de forma oblicua, el sentido de lo escrito es el de forma más bien lenta. Los antepasados de los grandes copistas en estos casos rasgaron pergaminos y rompieron plumas, clamando al cielo por la justicia. Los creadores de hoy en día también gritan, pero también tienden furiosamente el"pañuelo" sobre el tema de"negarse a trabajar o no", pues, en situaciones críticas, finalmente miran alrededor del mundo con sus ojos tensos e inflamados, notando con sorpresa que el otoño ha llegado.
Hola, me llamo Jeoffroi, tengo 32 años. Soy financiero, pero también redactor publicitario, es mi afición. Tengo una familia: una esposa y un hijo. Como he dicho, soy un empresario, trabajo myfin.es. Por lo tanto, mi esposa y yo trabajamos y descansamos activamentemi y acostumbro a mi hijo a ello.
Espacio para la imaginación en el redactor publicitario increíble: él sabe todo y sobre todo - todo cómo pegar el fondo de pantalla, para coger una percha en mormyshki, elegir una silla de niño, y convertir adecuadamente de morena a rubia. ¿Quieres vender una rueda de carro? Eso también va para él. Resultará que ni siquiera sabías el tesoro que posees, incluso puede que te replantees desprenderte de él. Puede escribir sobre la luna, la situación política y el tipo de cambio medio. Tal vez incluso sobre el alojamiento. Si un montón de empujones y aprende primero lo que es. ¡Pero puede! Probablemente.
Y aún así es la felicidad. Es una felicidad tener el don de tejer cualquier, incluso las palabras más antiestéticas en un patrón, que cubre los defectos y de repente revela importantes ventajas de un tema, un objetotener un evento o una character. El patrón cambia con el estado de ánimo del autor y los deseos del gran y poderoso moderador, pasando de un atuendo coqueto y exitoso a algo franco y chillón, incapaz de ocultar secretos desagradables. La felicidad fue sentida por la gente hace siglos, dejando una partícula del alma en textos que se convirtieron en obras maestras. La felicidad la sienten ahora los redactores, al pulsar el botón "enviar", sometiendo a juicio las composiciones que tienen pretensiones de genialidad.
Por supuesto, no es perfecto y a veces sus conocimientos sobre los asientos para niños, por decirlo suavemente, están muy lejos de la verdad, pero redactor con la tenacidad de un gato, tirando de los muebles, sin el fin mejora la obra maestra escrita y rechazada, la lectura de las notificaciones de color rojo sangre con cartas de reprimenda del moderador.

Avatar



's Avatar

Jeoffroi Jalbert April 15

Avatar